Decálogo del moderador y el ponente

Con el objetivo de facilitar el cumplimiento de los tiempos asignados a las mesas de trabajo, propone a los moderadores y ponentes el siguiente decálogo de recomendaciones:

1. La Secretaría Técnica seleccionada para organizar la actividad en cuestión proporcionará al moderador, con suficiente antelación, la siguiente información, con el fin de que pueda preparar su intervención:

  • Título de la mesa que va a moderar.
  • Hora exacta del comienzo de la moderación.
  • Datos de de los ponentes y títulos de las ponencias que se impartirán.
  • Turno y duración estimada de la intervención de cada ponente.

2. El moderador conocerá las normas, las aplicará tanto a sí mismo como a los ponentes mediante el uso de la palabra y se mostrará en todo momento respetuoso con la opinión de los demás.

3. El moderador debe velar por el cumplimiento del horario previsto de inicio y final de la actividad y comprometerse con la organización de su correcto desarrollo. Es importante cumplir con este horario ya que, de no hacerlo de manera puntual, provocaría un retraso en el resto de actividades posteriores.

4. El moderador explicará a la audiencia el título de la mesa, describirá muy brevemente la importancia del tema a tratar y procederá inmediatamente a la presentación de los ponentes y de las respectivas ponencias (siguiendo la secuencia acordada por la organización).
Antes de dar paso al primer ponente, el moderador explicará a la audiencia que el debate con los oradores se llevará a cabo al finalizar todas las ponencia, la duración estimada para dicho debate (15 minutos)

5. Los ponentes llamados permanecerán sentados en la mesa preparada a tal efecto e irán saliendo a defender sus trabajos así como sean llamados por parte del moderador que presente dicho acto. Cuando sean
reclamados por parte del moderador podrán salir al atril para la exposición del trabajo presentado hasta su finalización donde volverán a la mesa de ponentes.

6. El Ponente se ceñirá al tiempo estipulado para el desarrollo de su ponencia i que no puede rebasar los 15 minutos

7. El moderador es el responsable de intentar que todos los ponentes cumplan los tiempos asignados a sus respectivas ponencias (15 minutos).
En el caso de que un ponente exceda su tiempo de exposición, el moderador, como máxima autoridad de la mesa y con el fin de intentar cumplir con el horario previsto, deberá indicarle que concluya su ponencia a la mayor brevedad posible y, en el caso de que fuera necesario, le retirará el turno de palabra de forma respetuosa.

8. El moderador debe ser imparcial en todas las observaciones que realice durante el transcurso de la actividad en la que ejerce dicho cargo.

9. Para iniciar el debate entre la audiencia y los ponentes (ver punto 4) el moderador invitará al público a formular preguntas relacionadas con los temas tratados durante la celebración de la mesa. El moderador deberá haber preparado algunas preguntas para abrir el debate entre los ponentes (por si fuere necesario) y la audiencia en aquellos casos en los cuales no se formule ninguna al iniciar el debate, e intentará siempre que sea posible que participen todos los integrantes de la mesa. El ponente contestará a las preguntas que se le realicen una vez el moderador le dé el turno de palabra.

10. Durante el tiempo designado al debate entre el público y los componentes de la mesa el moderador concederá el orden de intervenciones según su criterio e, independientemente de que se hubieran solicitado más preguntas, detendrá dicho debate una vez cumplido el horario asignado a la mesa, agradecerá a los asistentes y ponentes la participación, y procederá a clausurar la actividad.

COMITÉ ORGANIZADOR DEL XXI CONGRESO NACIONAL DE PERSONAL CELADOR